jueves, julio 29

Qué hacer para que discutir sobre la relación no sea un factor de conflicto

Discutir la relación es un episodio de lo más común en la vida en pareja. Pero antes de emprender esa charla -tan temida por algunos- se impone un análisis individual para que cada uno de los integrantes de la pareja aclare las expectativas que tiene en relación a la otra persona, y pueda prever las perspectivas que tiene la relación.
-Haga una retrospectiva de la relación que tiene con su pareja e identifique desde cuándo las cosas no van bien. ¿Cuáles son los acontecimientos que han perjudicado la relación?

-¿Cómo eran las cosas antes y como son ahora que los roces y el desgaste pasaron a ser temas cotidianos?
-¿Cómo maneja usted las situaciones conflictivas? ¿Le cuesta mucho lidiar con ellas?

-¿Cuáles fueron, en detalle, las dificultades que usted enfrentó con su pareja desde entonces? ¿Cuáles son sus cualidades?
-¿Cómo se siente en relación a los incidentes que han tenido? ¿Cómo está su autoimagen desde entonces? ¿Cómo se siente en relación a o sucedido? ¿Cómo está su autoimagen desde entonces? ¿Cuál es su autocrítica al respecto?
-¿Cómo imagina su relación a futuro?

-Recuerde siempre que sus elaboraciones no tienen por qué coincidir con las de su pareja. Por eso es bueno respetar los puntos de vista y con esa premisa iniciar el diálogo. Evite las faltas de respeto, y recuerde que éstas provocan un estrés emocional que desestabiliza la capacidad de nuestro cerebro para razonar, respondiendo más bien a la lógica del ataque y defensa.

Consejos para un diálogo productivo

-Elija hora y lugar adecuados.
-Sea objetivo, sin juzgar ni emitir juicios, apenas expresando sus sentimientos y deseos de forma concreta. Describa lo que sucede sin emitir juicios de valor recordando que sus sentimienos son sólo suyos, y por eso no son objetivos. La meta es que cada uno termine entendiendo lo que siente el otro.
-Para referirse a otro llámelo por su nombre, mantenga un tono de voz comprensible, y privilegiando la razón antes que las emociones, al menos a la hora de plantear lo que usted piensa.
Ejemplo de lo que no se debe decir: "¿cuántas veces te dije que no dejaras la toalla mojada encima de la cama? O estás sordo, o lo que te digo no te importa".
Mejor diga: "Ya te dije varias veces que no quiero que dejes la toalla mojada encima de la cama, pero igual la siguen dejando. La verdad eso me molesta y me duele, y yo necesito sentir que puedo contar contigo".
Al principio puede parecer difícil, pero la comunicación también es una habilidad que debe ser desarrollada. Con el tiempo usted se sentirá más confiado y mejor, y podrá disfrutar de lo mejor de una relación sin el desgaste que generan las discusiones.

martes, julio 13

911 “Necesito un esposo”

Hace unas semanas AP publicó una noticia que tocó mi corazón. Una mujer en Ohio, pasada de copas, llamó a 911. ¿La emergencia? "¡Necesito marido!", después de llamar 3 veces fue arrestada por 3 días por hacer mal uso del servicio de emergencia de los Estados Unidos.
3 días en la cárcel pero al menos después del episodio esta mujer logró hacerse mucha publicidad. Quizá por ahí surja algún interesado, a pesar de su record penal, pues es posible que esta noticia la haya visto más gente que si se hubiera anunciado en el aviso oportuno del periódico local: "Mujer sola, con debilidad por tomar alcohol y usar el teléfono móvil al mismo tiempo, busca marido".
Es, hay que decirlo, algo bastante más desesperado que abrir una cuenta en match.com pero en realidad es el comienzo perfecto para una película de chicas. Imagino a Cameron Díaz como protagonista, quizá a Ben Stiller como el policía que la detiene y se enamora de ella o a Adam Sandler como el padre viudo en busca de una mujer simpática, cariñosa y disponible que pueda volver a hacer una familia con él.
Además del potencial fílmico de la historia, he de decir que esta pobre mujer, de quien no conocemos cómo terminó el episodio, me recordó a un sinnúmero de amigas que están desesperadas por llegar al altar. Este año, muchas de mis amigas y yo estamos cumpliendo 30 años. Llegamos al 3 piso de la vida y de pronto todas quieren hijos, labrador dorado, camioneta, casa de campo y para no descuadrar el marco perfecto, obviamente, quieren marido.
Tengo que decir que durante los últimos 10 años pocas se habían preocupado por todo eso, lo que hace todo aún más extraño. Unas estaban más metidas en su carrera, otras se habían dedicado a viajar, otras cuantas habían decidido salir con cuanto hombre cruzara por su camino sólo para probar. Pero de pronto, sin más, la mayoría están preocupadas por encontrar marido. Como si hubieran estado jugando el juego de las sillas pero con hombres, y a los 30 se apagó la música y la única misión es ganar una pareja, nadie quiere ser la que se queda sola. No es exageración, a muchas las veo a un tris de llamar al 911 para buscar marido.
Los factores para esta presión son muchos, el reloj biológico, las madres que quieren ser abuelas, Hollywood... Yo, que me voy a casar este año, como algunos ya han leído, realmente llegué a este punto sin buscarlo. Pienso que para mis amigas solteras sería más fácil encontrar pareja si no estuvieran escaneando CVs en busca del marido perfecto... pero claro, eso digo yo, que ya estoy en eso de conseguir vestido de novia y que mi dilema es el color de las flores de mi boda. Si me tocara estar del otro lado de la moneda no sé si sería una furia loca tratando de agarrar al mejor marido posible bajo las circunstancias críticas de una treintañera "que ya para ahora están muy escogiditos," como dice mi amiga Pamela.
En fin, yo creo que a los 30 apenas se puede comenzar a buscar y no hay prisa, que el amor como decía mi abuela "llega cuando tiene que llegar". Pero ustedes chicas ¿qué opinan? ¿creen que después de los 30 hay que comenzar a llamar a 911 para buscar marido?
Por cierto, si alguna se siente tentada a hacerlo, existe una aplicación para iphone que previene que hagas llamadas incoherentes a horas poco decentes. El "Bloqueador de Malas Decisiones" (Bad desicion blocker) evita que hagas esas llamadas a 911 o a tu exnovio de la secundaria para decirle que todavía lo recuerdas, pues bloquea ciertos teléfonos a partir de ciertas horas y en ciertos días "de alta peligrosidad"...