martes, septiembre 21

LA VIDA

¡ALTO! ¿QUIÉN ANDA AHI? PREGUNTA "LA VIDA"
- Soy yo, responde un tímido ser.
- ¿Quién es yo? Repregunta "LA VIDA".
- Pues, yo, contesta.
- No es suficiente, le replica con carácter "LA VIDA" .
- Ya lo sé, pero mi nombre y apellido no están claros, sólo sé que me llaman "MIEDO" y me apellidan "COMPLEJO" y por eso soy así.
- Entonces, apártate de mi camino, porque para mí. "LA VIDA", no cabe el miedo ni soporta el complejo.
- Dime tú, entonces ¿Cómo hacer para quitarlos?
- La ACCIÓN que mata el miedo, y la SUPERACIÓN que demuele los complejos, son los santos remedios.
- Sí, reconozco que soy flojo, y mi constancia es corta.
- Busca entonces tus raíces, y piensa ¿Dónde estás? y ¿Hasta dónde puedes llegar, siguiendo cómo vas?.
- Es verdad, respondió el tímido ser, actuaré y ya no tendré "MIEDO" y superaré mis "COMPLEJOS", este es mi tiempo, y estoy en el correcto lugar.
- "LA VIDA" lo miró y le sonrió; ahora sí tienes nombre y apellido eres __________________________
_____________________________________, sabes a donde vas y sabes como llegar.
-¡ADELANTE! gritó "LA VIDA" con estusiasmo,
- Un ser magnifico se levantó, blancas alas desplegó, tomó impulso y voló; el cielo era un arco iris de colores, y sobre los rayos del sol del amanecer se leía la plabras: "FUTURO".

RUPTURA SIN JUSTIFICACIÓN?

Hace ya algunas semanas termine mi relación con alguien muy especial, pero que no dejo de ser tan sorprendente como extraño. Creo que todos los seres humanos tenemos momentos difíciles, y en la pareja no escapa de eso.

A mí me sorprendió la noticia un día viernes cuando descubrí que ella me había eliminado de casi todos los medios sociales ( facebok , twitter ) sin ninguna explicación ni razón.

Creo que fue una de las mejores relaciones que yo tuve y considero que Yo tuve algo de responsabilidad en el asunto pero no era para llegar a una ruptura tan drástica.

Después de todo lo sucedido entiendo que cada persona se tiene que ganar a pulso, la confianza, los viajes, los detalles y hasta diría yo el entrar al corazón de uno.

De todas formas hay que mirar al horizonte y entender que cada relación (sobre todo de pareja) es un proceso de crecimiento personal que a veces es duro pero es necesario.

Como decía un entrenador que tuve de futbol no hace falta el que se fue hace falta el que vendrá.