jueves, abril 24

Qué hay en el Amor?



Volviendo sobre la lectura del libro de Walter Riso "Deshojando Margaritas", encontré subrayado por mí algo muy interesante... y es que cuando Riso habla del afecto positivo, y más específicamente sobre el amor da un listado de componentes que me pareció adecuado para compartir con tod@s

Deseo y Atracción
Esto parece cosa de magia, no se puede reproducir por voluntad, es la tan famosa química y la vibración a cien revoluciones por minutos. Es el gusto por el otro y la desorganización hormonal. En el buen sentido es una "adicción" de estar con la otra persona por encima de todo. Así, el deseo es motivación pura, energía concentrada. Es tener ganas del otro, como el agua o el aire. Es sentir mariposas ante su presencia. El deseo no es solamente sexo sino antojo total!

Admiración
La admiración por nuestra pareja conlleva un sentimiento de orgullo por estar a su lado: "Me siento orgulloso de que seas mi pareja". La valoración positiva de la pareja es imprescindible. Si no se valora a la persona supuestamente amada, pues no se ama. Un ejercicio muy interesante es hacer un listado de las cosas que admiramos en nuestra pareja. De Dan admiro muchas cosas, pero definitivamente lo que más me encanta es ese donde gente que tiene, donde sea que llegue cae simpático, es verdaderamente agradable con las personas y además es extrovertido y conversador. Dice Walter Riso que la admiración es la fuenta de donde se alimentan los elogios, los refuerzos, los incentivos y el empuje para decir "cosas lindas".

Humor y Sintonía
La sintonía se refiere a esa especie de química mental, es el coincidir en gustos y preferencias, al menos en cantidad y calidad suficientes como para sentirse del mismo bando. El acoplamiento en la misma onda es un requisito para andar de la mano y sentirse compinches; es decir, compartir el disfrute y los intereses aunque uno no sea necesariamente igual al otro. Es sentir que jamás se está con el enemigo o con algún extraterrestre. Es navegar en el mismo barco. en la buena sintonía no hay mucho que explicar y demasiado para compartir. Uno de los principales indicadores de que el dial está en el punto adecuado es el humor compartido: la risa es el camino más corto entre dos personas.

Sensibilidad y Entrega
La preocupación real y auténtica por el bienestar de la persona que se dice amar es ineludible cuando de amor verdadero se trata; esta preocupación debe producirse independientemente de lo que se obtenga. Esta es la capacidad de ser un buen receptor afectivo, obviamente sin llegar a ser dependiente, y un buen dador, sin caer en el servilismo; en suma, se trata del interés por la humanidad de la persona amada... alegrarse con sus alegrías, apenarse con sus tristezas, interesarse por sus pasiones, es poseer el radar afectivo para comprender y amar al otro.

Respeto
El respeto va de la mano del Amor; comienza con la comprensión fundamental de la no intervención y el reconocimiento de los derechos ajenos; obviamente salvaguardando los propios. Y es que quien no se respeta a sí mismo, no puede respetar al otro. Alguna preguntas que plantea Riso para evaluar el respeto en la pareja son:
  • ¿Escuchas a la persona que amas cuando te habla?
  • ¿Menosprecias sus intereses y necesidades?
  • ¿La atacas?
  • ¿Le reconoces sus derechos básicos?
  • ¿Obstaculizas su libertad?
  • ¿La criticas demasiado?
  • ¿Interfieres en su manera natural y espontanea de manifestarse hacia el mundo?
A mí, el respeto siempre me ha parecido vital en las relaciones con los demás seres humanos, independientemente del vínculo afectivo, pero en el caso de las parejas es de suprema importancia. Algunas de las actitudes antes descritas a veces son camufladas como "crítica constructiva" por parte del otro miembro de la pareja; y a veces son parte del repertorio emocional cultural de una nación como lo es la típica novia "cuaima" venezolana (aunque existen "cuaimos" también) que basadas posiblemente en sus inseguridades no respetan a su pareja; aunque a mi juicio tan responsable de la falta de respeto en la relación es quien irrespeta a su pareja como quien se deja irrespetar.

Comunicación y Honestidad
El requisito de la transparencia es una condición imprescindible para que el amor progrese. Ser transparente no significa ser rudo con la pareja, más bien hay que aprender a comunicarse con "asertividad", esto es expresar libre y sinceramente pensamientos, opiniones, creencias, deseos y sentimientos respetando a los demás. La sana expresión del afecto no sigue convencionalismos, simplemente ocurre. El contacto físico, los detalles, dar elogios, besar, contemplar y entregar ternura, pueden ser tan cruciales para una pareja como aprender a decir "no", hacer crítica o expresar los sentimientos; si esto ocurre dentro de los límites del respeto, este será un valioso aporte a la pareja.

No hay comentarios.: