jueves, enero 10

Entre sombras


El tema de la fidelidad de la pareja, a veces puede moverse entre sombras. Y no me refiero a ser INFIEL con todas las letras de la palabra, que a mi entender es cuando uno establece vínculos amorosos con dos o más personas a parte de la pareja que uno tiene. A veces sucede, que en esas sombras, en ese punto donde no se es necesariamente infiel, tampoco se es plenamente fiel, y ahí el asunto se pone más difícil.
No creo que se trate de tentaciones en el camino, más bien son señales de alerta, que a mi modo de ver, nos suceden cuando la relación que tenemos ya no marcha bien. Al menos esa fue, alguna vez, mi experiencia.
Hace algún tiempo estuve en una relación que no funcionaba bien, pero yo no estaba muy segura de cómo salir de allí. Mientras estaba retrasando mi decisión comenzaron a sucederme cosas, que si bien, me habían pasado antes, yo nunca las había pensado en serio; y es que mientras estaba en esa relación distintas personas me invitaban a salir, con intenciones que yo sabía que iban más allá de una amistad o reunión informal de negocios... inclusive, en un par de oportunidades acepté asistir a esos almuerzos, claro iban otros amigos, por lo que yo sentía que técnicamente estaba siendo plenamente fiel, aunque yo sabía muy bien las intenciones ulteriores de esa invitación... sin embargo, nunca pasaron más de ser almuerzos agradables con amigos, y en realidad, en ese momento necesitaba despejar la mente y reirme... pasarmelo bien, sin estrés.
Sin embargo, no se puede vivir siempre en el claroscuro, y cuando esta persona quiso que yo tuviera realmente algo con él y sucediera una cita a solas, me dí cuenta que me resultaba imposible dar ese paso. Primero porque tenía una relación y sabía que ese encuentro sería un verdadero irrespeto, y luego porque aunque yo tenía que salir de allí, definitivamente esta otra persona no era con quien yo quería compartir mis días... nada que ver!
Yo agradezco esos almuerzos, no sólo porque lo pasé bien con buenos amigos, sino porque me sirvieron de alarma y de impulso para salir de una relación que no funcionaba. Además me permiten ser más compresiva con las personas que a veces pasan por esa situacion dificil de tener el corazón dividido, porque aunque en realidad no he pasado por eso, comprendo mejor por qué algunas veces, las buenas personas cometen acciones que no son tan buenas y porque además me dí cuenta que, puesta a prueba, la educación que me dieron mis padres está firme y bien arraigada.
Y tu? alguna vez has estado entre sombras?

1 comentario:

Jonas dijo...

Son las tentaciones. Es normal que una relación que no camine o medio esta pasando por malos momentos busque distraer la mente saliendo con sus amigos no para tener sexo sino buscando un escape que hagan olvidar por instante el estrés con su pareja, otra cosa seria aceptar la invitación con la mente en fines predeterminados, de ser así, ya esta cayendo en la infidelidad, y mas temprano que tarde ya no será infidelidad mental sino material, entonces estamos en presencia de una pareja donde la motivación ha muerto y ha llegado el momento de sentar a nuestra pareja y contarle todo, terminar la relación, porque nuestra pareja ha hecho o hizo mucho por nosotros y no merece que la engañemos porque un día nos cobijo cuando más lo necesitamos. Y además pienso que la vida es cíclica, lo que hacemos en esta vida, mañana nos lo harán a nosotros. Bien, me gusto tu post. Me despido, saludos para ti y feliz día domingo. Bye