miércoles, enero 23

Recarga tu relación en dos días


Tienes una gran vida amorosa que se está estancado? Sigue mis consejos de relación de pareja y puedes decirle adiós a los problemas. ¡Con estos seis pasos simples, le daremos a esa vida amorosa -y a esa vida sexual- un alza en la relación!

Reparando tu relación

Sé realista

Bien, debo comenzar con un tema difícil respecto al amor y no te va a gustar. Pero es un hecho: Tu relación tendrá la mejor oportunidad de supervivir si dejas de lado tus románticas ilusiones. No estoy diciendo que las relaciones no pueden ser románticas a largo plazo, sino que -prepárate porque la mayor parte de las veces no lo son. ¡Lo qué nos confunde es que nuestra misma pareja que nos excitó en el principio pueda dejarnos ahora estúpidamente aburridas! Es esta añoranza del pasado la que causa problemas en el presente.

La mayoría de las relaciones comienzan con una infusión embriagadora de intoxicantes hormonas: Estás en una burbuja construida para dos y hay una sensación de integridad. ¡Al paso del tiempo esta proximidad extrema podría ser sofocante, pero al principio se siente maravillosa! Quisiéramos que esa sensación continuara para siempre y cuando (inevitable) no sucede así, saltamos a esta conclusión: Hemos escogido a la persona incorrecta. Pero eso no es necesariamente verdad. Esto sucede con cada relación eventualmente. (Sí, incluso la tuya). El amor verdadero está por dejar esta fantasía detrás. Puede ser que se sienta como que tú estabas mucho más enamorada al principio que después de tres, cuatro o más años, pero realmente es una invención de tu imaginación. La intimidad verdadera, a largo plazo sucede cuando se desploma el florecimiento inicial de hormonas. Solamente entonces son capaces de verse como realmente son, y un amor más profundo, satisfaciente, realista substituye al romántico.

Hablen acerca de esto juntos; después, hagan un pacto de no esperar lo imposible de ambos. ¡Una vez que acuerdan ser realistas sobre sus expectativas, el alivio es enorme! Sentirás como si te hubieran quitado un peso de encima, lo juro.

Descubre de quién te has enamorado
Muchas parejas hablan entre sí. Pocas escuchan correctamente sin juzgar. Este ejercicio te enseña los buenos principios para ambos. También esta diseñado para que conozcas a tu pareja como es ahora, en comparación de cómo era cuando lo conociste. ¡Ésa fue probablemente la última vez que ambos se permitieron hablar ininterrumpidamente, sin lanzar un comentario o un juicio silencioso sobre lo que el otro decía!

He escrito las instrucciones de cómo funciona desde la perspectiva de la persona que está escuchando. ¡Y, claro, ésta tendrás que ser tú en cierto momento, así que aprieta fuertemente tus dientes y sé voluntaria para ser la primera! Ahora, seré en ésta ocasión la Srta. Mandona e insisto a que sigan las reglas o, simplemente, no funcionará.

- Tiene cada uno un turno de media hora para hablar, no más, no menos.

- Cuando estás hablando, puedes hablar solamente acerca de ti mismo, no sobre tu pareja o tu relación. Enfócate principalmente en tus emociones, tus necesidades, lo que has aprendido en libros o películas, amigos, trabajo, lo qué te gusta sobre ti misma, lo que te desagrada, cómo estás disfrutando la vida y cómo estás haciendo frente a las dificultades de la vida.

- No te es permitido interrumpir o comentar lo que se ha dicho. Tu trabajo es simplemente escuchar e intentar entender a la persona que está hablando.

- Cuida tus expresiones faciales y el lenguaje de tu cuerpo. Asiente con la cabeza en señal de apoyo. Di: ?Uh-huh?. Sonríe halagüeñamente. Sentarse allí malhumorada o con una expresión estruendosa va a frustrar todo el ejercicio.
- Si realmente, realmente, realmente, debes comentar algo que tu pareja dijo, espera 24 horas completas. Entonces, si no te puedes contener, te es permitido hablar durante 10 minutos como máximo. Otra particularidad al contestar: Los comentarios solamente pueden ser positivos. Si piensas que hay un problema, por ejemplo, delinéalo rápidamente, luego ocupa el resto del tiempo en buscar posibles soluciones. Por ejemplo: "Tus comentarios acerca de tu amistad cercana con tu compañera de trabajo han hecho que me de cuenta que necesitamos discutir límites", en vez de: "No puedo creer que has estado pasando tanto tiempo con Ana sin contármelo, maldito desgraciado".

- Después de hacer este ejercicio, no se sientan sorprendidos si ambos se sienten con los ánimos algo alterados. Probablemente descubras cosas sobre tu pareja que no conocías y ése es el motivo por el que te sientas ligeramente nerviosa. ¿Quién es esta persona? ¡Pensaste que lo conocías por dentro y por fuera! Qué chocante, ¿eh? Pero después de todo, ustedes no se poseen y no pueden controlar cómo sienten ambos. Relájate y asume la incertidumbre. Dar por segura tu relación con tu pareja es lo que mata a la mayoría de relaciones. Logra que ambos no se sientan 100 por ciento seguros el uno del otro.

- Repite esta sesión una vez por semana durante un mes y descubrirás que has comenzado a escuchar correctamente sin que practiques un ejercicio estructurado.


Obtén exactamente lo que deseas

Otro error clásico de las relaciones: asumir que porque tu pareja te ama, él sabe lo que tú necesitas para ser feliz. Lamentablemente, el amor no nos transforma mágicamente en lectores de mente, así que confiemos en algo mejor: Asumimos que lo que nos hace feliz hace feliz a nuestra pareja. Eso, como puedes imaginar, conlleva previsiblemente a desastres graves. Él te regala boletos para asistir a partidos de eliminatorias para tu cumpleaños junto con el último juego de Nintendo. Tú le regalas un libro de ayuda personal y una cena romántica en un restaurante. Para garantizar completamente una vida de miseria, tomamos este pensamiento distorsionado incluso más allá. Asumimos que si nuestra pareja no se comporta de la manera que nosotras lo haríamos en una situación particular, no le importamos. La señal son discusiones típicas de pareja acerca de cosas como los aniversarios (algunas personas les dan importancia, otras no) y las charlas con tu mejor amiga (se ve como encantadoras para uno, coquetas para otra). Pero, felizmente, hay una manera de arreglar esta lamentable situación. Se llama ser claro sobre lo que ambos desean. ¿Parece bastante fácil, verdad? Así es cómo funciona:

- Para el próximo mes, toman turnos en tener días para "mí" hasta que el mes se acabe.

- En cada uno de tus días "mí", le pides a tu pareja algo que te hará feliz. Puede ser algo tan simple como pedirle que, por favor, te recoja a tiempo, que te de masajes los hombros mientras tú estás mirando la televisión o tomarse de las manos para dar un paseo.

- Indica claramente lo que quisieras que tu pareja haga, dando el mayor detalle posible. La idea es construir el hábito de pedir, en el que indiques lo que necesitas y deseas para ser feliz, en vez de esperar que tu pareja adivine.

- Presta atención a lo que pide tu pareja. Anota lo que ha solicitado y tendrás una lista de sus necesidades verdaderas y sus deseos, en vez de pensar en lo que crees que él desea o no desea.

Tu vida sexual
No sólo mantenla - NútrelaCuando comienzas una nueva relación, te enfocas en consolidar tu vida sexual. Estás aprendiendo sobre el cuerpo de tu pareja -lo que le gusta y lo que no le gusta- con la lujuria del principiante satisfaciendo su curiosidad. Si eres como la mayoría de las parejas, una vez que piensas que se han descifrado mutuamente, pasas de nutrir tu vida sexual a mantenerla. En seis semanas de relación, la proporción es alrededor de 80 por ciento nutrirla y 20 por ciento mantenerla. Seis años después, es 0 por ciento nutrirla y 100 por ciento de mantenerla.

Para mantener buen sexo a largo plazo, tienes que continuar nutriéndolo. ¡Esto significa poner el pensamiento y la energía en el sexo, como hiciste en el principio!

-Tomen turnos para "sesiones de consentimientos sexuales". Cada quinta vez que tengan sexo, uno de ustedes consienta al otro con cosas que sabes que tu pareja disfrutará. (Observa el énfasis en "que tu pareja disfrutará", no lo qué tú disfrutas). Esto puede ser tan simple como darle un trabajo detallista glorioso con tu lengua, o implica preparar un picnic por alfresco sex.

- Alista un inventario sexual. Escribe sugerencias de actividades sexuales en dos hojas de papel, luego clasifíquenlas ambos en ardientes (las que te fascinaría probar) calientes, tibias y frías. Agrega las tuyas propias, pero elige cosas como azotes, actuación de papeles, sexo con semipúblico, juegos con ataduras, vendaje de ojos, hablar sucio, sexo anal y mirar o elaborar películas eróticas. Cuando terminen, anoten las actividades que fueron las más altas para ambos. Prueben cada una cada dos semanas o una vez al mes.

Convierte tu dormitorio en una guarida sexual
El sexo en un dormitorio promedio es un bostezo. El sexo en un área de juego erótico, exótico es más atractiva que ésa fantasía recurrente de tu celebridad preferida caminando en tu dormitorio mientras tú llegas a tu velador? ¿Te imaginas? Lo básico:

- Que tu dormitorio sea a prueba de sonidos proveniente de niños/compañeros de apartamento/tu madre cuando viene por unos días. Cortinas pesadas y las alfombras absorben el sonido. Si estás extremadamente seria en este tema, instala placas aislantes del sonido en cualquier pared colindante a las áreas dónde no quieres que pasen los sonidos. Una opción eficaz aunque perezosa es ubicar un sistema de sonidos o una radio. La música enmascara toda clase de ruidos felices.

- Para conseguir la mejor iluminación aduladora, ilumina desde abajo o al nivel de los ojos. Después, los reductores de luz son lo mejor y le van bien a cualquier estado de humor que tengas. Un arreglo simple, rápido mientras tanto: Pon velas sobre platillos en el piso (mantenlos a una distancia segura del cubrecama o de sujetadores lanzados entusiastamente, así como bragas o boxers).

- La cosa más simple es agregar espejos a las puertas del guardarropa de manera que puedan direccionarse para ofrecer vistas buenas de la cama. Incluso solapado: un espejo portable de cuerpo entero, que puedes mover en la posición que quieras en ese momento.

- Todas necesitamos un cajón especial cerca de la cama. Llénalo con aceite para masajes, medias de nylon y bufandas para que ustedes se aten, antifaces para dormir obtenido en tu último viaje en avión para utilizarlo como venda de ojos, lubricantes, condones, libros o películas eróticas, ropa sexy, vibradores y otros juguetes sexuales.


Un colchón firme para un mejor sexo. Limpio, fresco, sábanas de buena calidad que los tienten a dormir desnudos en ellos. Los cojines son una necesidad para poner debajo de las caderas, apoyar las piernas o que sirvan para hacer de otros lugares de la casa ambientes sexo-amistosos.





No hay comentarios.: