jueves, diciembre 20

Deseos


De adolescente era la versión teen de El Grinch que se robó la Navidad, y era totalmente comprensible, puesto que mi papá murió un día después de Navidad y yo no tenía ganas de celebrar nada, sin embargo con algo de terapia y la convivencia continuada en una familia decididamente navideña, sucedió el Milagro en la Calle 34 y me convertí en una especie de asistente de Santa Claus que decora la casa, hornea pasteles y galletitas, coloca regalos debajo del árbol, hace invitaciones para la fiesta de Navidad del 25 de Diciembre y además continuar a todo trajín con mi trabajo, que gracias al SENIAT se hace cada vez más complicado.
Así las cosas, veía siempre como en Navidad mucha gente desea salud, prosperidad, amor, éxito, paz, la reunificación de sus familias y hasta casa y carros nuevos... y yo, con haber recuperado el espíritu Navideño me sentía satisfecha, sí deseaba esas cosas, pero quizá no con la fuerza con la que deseo otras cosas, quizá más extrañas, no sólo para este año, sino para este momento... quiero que ya se acabe la Navidad, que por arte de magia estén listas las hallacas, el pan de jamón, la torta negra, se entreguen los regalos, se tomen las fotos y seamos felices como siempre... pero mi mayor deseo es poder estar en una vida paralela donde tenga alas para volar y tiempo libre para estar con DAN

No hay comentarios.: