jueves, diciembre 13

RECUERDOS TRISTES DE UN PASADO ALEGRE


En esta oportunidad les voy a hablar sobre una relación donde hubo sin sabores, a veces dulce, a veces agrio, pero que me permitió crecer un montón en todos los aspectos de mi vida .

A ella la llamaremos Diana para no revelar su nombre original.

Todo comenzó cuando yo estaba fuera del país pasando unas vacaciones. En una de esas ocasiones me metí por Internet para ver como andaban las cosas por Venezuela y conocí a Diana por una pagina donde se chatea. Conversamos y nos caímos bien.

Cual fue mi sorpresa que era de Caracas (hasta ese momento cuando visitaba las salas de chat no tenia la suerte de conocer nadie de Caracas )y ella fue la primera. Yo le comente que cuando llegara al país la llamaría para entablar contacto.

Recuerdo que llegue un fin de semana al país , y precisamente al día siguiente la llame para conversar. Hablamos un rato largo de todo un poco y quedamos que íbamos a salir la siguiente semana. Antes de salir nos encontramos varias veces por el msn y hablábamos hasta que ella me mando 3 fotos y yo le mande una mía . Cuando vi las fotos fue muy cómico porque ninguna se parecía a ella , y yo bromeaba con ella si era tres mujeres en una jajajajajajajajjajaja.. Pero cuando vi sus fotos yo me dije “ esta es la mujer que me gusta “

Llego el momento de vernos en persona Diana y yo, la fui a buscar en su trabajo y comimos en un restaurant en Las Mercedes. Fue fabuloso el almuerzo, conversamos de todo un poco y había algo en su mirada que me encantaba .Luego la deje en su trabajo y me fui a hacer mis labores. La continué llamando y la invite a comer esta vez pizza, y acepto, la pasamos súper bien, pero me di cuenta que Diana y yo podíamos tener algo porque le tome de la mano en el carro y en el restauran y se dejo. Cada vez que nos mirábamos había como electricidad.


Continuamos hablando por msn y por teléfono hasta que llego un día que fuimos a los Teques, paseamos ,comimos helado y de verdad fue algo especial . Ese mismo día fuimos al hatillo y nos agarramos de la mano y nos abrazamos , nos queríamos dar un beso en la boca pero no fue si no cuando la deje en su casa que ,nos acercamos y nos besamos y yo le dije que si quería ser mi novia y ella me dijo siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii . Allí comenzaron 3 años y 10 meses de un romance en donde hubo cosas buenas y cosas no tan hermosas , pero que hoy me doy cuenta que fueron necesarias para encontrar a Carla .

Fue una relación donde pasamos muchas cosas juntos , viajamos , paseamos pero sentía que le hacia falta algo, nunca supe que fue, es como si ella estuviese bailando salsa y yo merengue. Al final de toda esta historia, creo que ella y yo tenemos valores, ideales, creencias y pensamientos muy diferentes. Entiendo que ambos queremos cosas muy distintas en la vida y eso nos fue alejando el uno al otro. En definitiva nos falto estar en sintonía, creo que a Diana le faltó ser mas humilde, a escuchar mas y ser mas soñadora y no tan realista (como ella decía) y ser mas confiada e inocente. Yo aprendí a ser menos orgulloso y controlar el ego. Además aprendí a elegir a las personas con las cuales me rodeo.
Lo que quedo en esta relación fue “Recuerdos tristes de un pasado alegre"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola amigo, la ùltima frase del texto me identifica mucho una historia que vivi, y es que ese tipo de experiencias nos permiten internalizar què somos y hacia dònde vamos, y que tanto la persona que nos acompaña tiene para compartir con uno tanto como con si mismo, a parte de visualizar el apoyo incondicional que el amor refleja. Exitos en tu nueva relaciòn, y bueno mas adelante poder decir hermosos recuerdos de una gran vivencia del pasado porque al fin son enseñanzas para crecer.