miércoles, febrero 27

LOS PROBLEMAS DE LA VIDA SON COMO UN TRAMPOLÍN.


ESTO ME LO ENVIÓ UNA AMIGA Y LO COMPARTO CON TODOS USTEDES DE VERDAD ME ENCANTO

Cuanto más grandes sean los problemas, más alto es el trampolín. Y la piscina es la vida. Te toca a ti tomar la decisión: te lanzas al agua para continuar nadando en la vida; te das ahí en el trampolín muerto de miedo o... te lanzas atrás, hacia el pavimento, y te matas. Esta es la única forma de no montarte más en el trampolín. De acabar con los problemas.

Los problemas son tremendas oportunidades para crecer, para aprender a nadar mejor: son pedazos de vida...,aun algunos dicen: "No quiero tanta vida". Los únicos no tienen problemas son los muertos: nunca se ha visto una huelga en el cementerio: "¡Queremos tumbas nuevas, queremos tumbas nuevas!".

El hombre es del tamaño del problema ante el cual se enfrenta. ¡Da gracias a Dios por tus problemas, por que estás vivo!

2 comentarios:

Escondida dijo...

"...El hombre es del tamaño del problema ante el cual se enfrenta. ¡Da gracias a Dios por tus problemas, por que estás vivo!..."
Muy lindo esto!..
Gracias por esas palabras..son realmente valiosas..
Bexos a mis enamorados favoritos de la web!!: ;)

Graciela de Palomas de Papel dijo...

Dan, hola cariño!!!...lo que yo he vivido (mi edad 4 y 8), esas piedritas y como lo quieras llamar...me han servido para crecer. A la vez, he saltado sin red, me he equivocado tantas veces, pero no me arrepiento, seguramente hoy estaría pensando ¿qué hubiese sido?.
Ahora sabes quien te deja los chuik, chuik y los abrazos tiernitos...ohhh no se enojará Carlita???